Cómo crear un programa de beneficios para tu equipo

programa_beneficios_empleados

La pandemia ha originado que muchos colaboradores permanecieran en sus lugares de trabajo por supervivencia. Sin embargo, actualmente en Norteamérica se está viviendo un momento llamado “la gran renuncia”. Tras todo lo sucedido, muchos empleados deciden que ya no quieren continuar más en sus puestos.

Ello se debe a dos factores: ha aumentado la demanda en algunos sectores y se han dado cuenta de todo lo que sacrifican al trabajar allí.

Las organizaciones, ante la crisis, han descuidado un poco la satisfacción de sus empleados y se han centrado en cómo poder capear el temporal hasta la llegada de tiempos mejores. Ahora que el mercado se ha reactivado, los colaboradores piensan en buscar empresas donde se les valore y se les permita crecer.

Tanto para captar talento como para retenerlo, es crucial que las organizaciones satisfagan las necesidades de las personas. Ello va más allá del salario.

Cuando un candidato postula a una oferta, ha comparado los beneficios; además, ha leído los comentarios de trabajadores y extrabajadores de la empresa. La pandemia nos ha enseñado que el bienestar de una persona está marcado por muchos factores. Es importante contar con ese bienestar para poder superar los obstáculos que nos vamos encontrando en el camino.

Un empleado satisfecho implica un cliente satisfecho y una empresa altamente productiva. Todo lo que rodea a una persona afecta directamente a su desempeño profesional. Por tanto, hoy nos vamos a centrar en explicar cómo se puede diseñar un programa de beneficios.

Programa de beneficios sociales

Un programa de beneficios sociales es un conjunto de bonificaciones sociales, seleccionadas y diseñadas para cada tipo de organización en función de las necesidades de sus colaboradores. Ello con el objetivo de garantizar el bienestar personal del equipo.

La creación de este programa supone una importante propuesta de valor para los trabajadores; además, contribuye a la motivación y satisfacción laboral.

Ello no solamente beneficia al colaborador, sino que también contribuye al bienestar familiar, ya que algunos de los incentivos pueden disfrutarse en familia como la ayuda para el gimnasio, el seguro médico o incluso el vale de consumo o la gift card.  

Cada trabajador tendrá una necesidad diferente condicionada con su objetivo laboral y vital. Muchas empresas usan los buzones de sugerencia o las encuestas para conocer qué beneficios desean obtener los colaboradores.

Sin embargo, es importante considerar estos 5 puntos para crear un excelente programa:

5 puntos para crear un buen programa de valor para el empleado

1. Conoce a tu equipo: es importante saber qué valoran los trabajadores y qué necesidades concretas tienen.

No todas las personas se encuentran en el mismo momento vital. Por ello, es necesario establecer grupos con perfiles similares para identificar esas necesidades.

Puedes usar encuestas para establecer los grupos y sus anhelos. Probablemente aparezcan rasgos por generaciones, aunque quizás la edad no sea el rasgo determinante para ubicarse en un grupo u otro.

2. Selecciona los beneficios que mejor se adapten a tu equipo y a tu cultura organizacional: cuando conozcas sus necesidades, debes seleccionar aquellos beneficios que la empresa puede facilitar.

Recuerda que este programa debe estar alineado con tu cultura organizacional. Por ejemplo, si es una empresa innovadora, debes pensar en un programa dedicado a potenciar ese rasgo; pero personalizado a cada grupo laboral.

3. Elabora un plan detallado para medir resultados y costos: luego de determinar qué beneficios están a tu alcance, diseña un cronograma con las acciones, el presupuesto destinado, las métricas para analizarlo y los beneficios e impacto que dicho plan tendrá en la empresa a medio y largo plazo.

4. Comunícalo: este plan debe ser comunicado a todos los empleados, explicándoles cómo activarlo y obtener sus beneficios. Si incluyes temas económicos o exenciones fiscales, facilita la comprensión a todos y delega a una persona que resuelva cada una de las dudas.

5. Revisa de forma periódica el plan: cuando esté en funcionamiento, es conveniente que lo evalúes de manera continua para comprobar que los KPI sean los correctos y los beneficios, los esperados.

El resultado de implementar dicho plan son empleados motivados, comprometidos y con un nexo fuerte con la empresa. Ello se reflejará en la productividad y el clima laboral, así como en una disminución de la tasa de rotación voluntaria.

Algunos ejemplos

Actualmente existe un amplio abanico de ventajas y beneficios para que la organización elija. A continuación, te presentamos algunos ejemplos:

  • Aportación al plan de pensiones: la empresa destina una cantidad anual a los planes de pensión de sus trabajadores, como una compensación por su desempeño.
  • Planes de datos móviles o internet: trabajar desde casa puede suponer un aumento de este costo, por lo que muchas organizaciones están ofreciendo descuentos a sus empleados para ofrecerles un plan familiar de datos móviles.
  • Ayuda económica para la formación: esta iniciativa ayuda a los colaboradores a seguir formándose y poder afrontar el costo de esta capacitación.
  • Descuentos para viajes o compartir auto entre ellos: muchos de los empleados se trasladan en automóvil a las oficinas. Favorecer el compartir auto supone un ahorro para ellos; además, reduce la contaminación asociada a la empresa. Otras organizaciones ponen a disposición del equipo descuentos para realizar viajes durante sus vacaciones.
  • Tarjeta de retribución flexible: los empleados pueden destinar parte de su salario bruto anual al pago de gastos rutinarios como el transporte o el menú diario. De este modo, el salario neto anual se incrementa y se contenta a los trabajadores.
  • Programa de recomendación: los colaboradores pueden recomendar candidatos para nuevas posiciones. Así todos ganan, ya que ellos trabajarán con gente que conocen y la empresa tendrá una piscina de talento a su disposición para agilizar los procesos de selección.
  • Fondos para nacimientos: si hay personas en tu empresa que están a punto de ser padres, puedes brindarles una ayuda económica, un regalo para el nuevo miembro de la familia.
  • Ayuda para gimnasio o gimnasio en la oficina: mente sana en cuerpo sano.
  • Días adicionales por fallecimiento de un familiar, más allá de lo que dispone la ley.
  • Talleres de salud mental y manejo del estrés: el 40% de los colaboradores sienten que sus empresas son estresantes y no hacen nada para remediarlo, según un informe de Woolax.
  • Programas de trabajo remoto.
  • Club de lectura interno para mejorar la interacción entre personas de diferentes áreas.
  • Oportunidades de voluntariado.

Hay muchísimas opciones para crear un buen programa de beneficios sociales. Es importante pensar bien en la estrategia y conocer a fondo qué necesitan los colaboradores.

Como área de Recursos Humanos, es importante poner en el centro de la organización a las personas. Estas recompensas suponen grandes beneficios a la hora de retener y atraer al talento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.