Cómo ser un líder inspirador trabajando en remoto

liderazgo_inspirador_en_la_distancia

Uno de los principales problemas derivados de este 2020 es el resquebrajamiento de la relación entre los líderes y sus equipos. El trabajo en remoto ha originado que muchos jefes no sepan mantener dicho vínculo y dejen de inspirar diariamente.

Las empresas con problemas de liderazgo suelen tener altos o medios mandos en los que se evidencia una disonancia cognitiva. Ello significa que no existe coherencia entre lo que piensan, lo que dicen que van a hacer y finalmente lo que terminan haciendo.

Por ejemplo, cuando la empresa recomienda mantener los horarios y facilitar la desconexión, el líder se muestra de acuerdo en un primer momento; pero finalmente sigue se contactando con el equipo fuera de las horas de labores.

El resultado de dicha situación es un conflicto interno que genera malestar y desgaste emocional. Ello se produce no solamente entre el equipo, para el cual se necesitará tomar otras acciones a fin de mejorar el clima laboral y mantener la productividad, sino también en el propio líder, quien se ve sobrepasado por las nuevas formas de trabajo y las habilidades que estas demandan.

Equipos de trabajo eficaces

Tras la pandemia, han empezado a surgir muchos estudios sobre qué factores permiten que un equipo sea eficaz, aunque trabaje en remoto.

De acuerdo con una investigación de la UOC (Universitat Oberta de Catalunya), el liderazgo transformador impulsa la resiliencia y la aceptación de nuevos retos por parte de los miembros del equipo.

Si un equipo comparte una visión, trabaja de forma colaborativa, plantea ideas creativas y dispone de un espacio y tiempo para reflexionar abiertamente, entonces los colaboradores se sienten seguros y desempeñan de manera eficaz sus tareas.

Según dicho estudio, el liderazgo es una fuente de inspiración y motivación para impulsar el desempeño. Tener objetivos definidos y realistas también es un elemento clave para inspirar al equipo a conseguirlos. Los retos deben ser alcanzables pero desafiantes.

El rendimiento del equipo mejora cuando se fomentan entornos colaborativos, estimulando la creatividad y la innovación. Para que ello sea posible, el líder debe dar flexibilidad a la hora de recibir aportes de ideas y también eliminar la penalización ante los errores.

La comunicación se ha incrementado mucho durante la crisis sanitaria. Ello ha puesto de manifiesto la necesidad del líder de hablar y dialogar con los miembros del equipo para tomar decisiones, lo cual aumenta el potencial de cada profesional.

Ventajas e inconvenientes del trabajo en remoto

Una de las principales ventajas del teletrabajo es la reducción de costes, la flexibilidad horaria y las mejoras de la productividad a corto plazo. A pesar de ello, es necesario seguir atentos y analizar cómo evoluciona esta situación a largo plazo.

En cuanto a los costes, las empresas reducen el consumo de electricidad, luz, etc. y los colaboradores se ahorran el transporte y el tiempo que dedicaban de ir de un punto a otro.

En estos casos, las leyes del trabajo en remoto señalan las obligaciones patronales respecto a los colaboradores y sus costes. Revisa las leyes o decretos sobre el teletrabajo en la web del Estado para conocer qué debe facilitar la empresa en caso de que esta modalidad se extienda en el tiempo.

El teletrabajo en algunos casos ha supuesto la posibilidad de concentrarse más que en la oficina, donde se producen interrupciones constantes. Sin embargo, ello no se ha producido en todos los casos, ya que algunos profesionales con niños han tenido muchas dificultades en la conciliación y el horario laboral.

Por otro lado, mantener el trabajo en remoto a largo plazo puede crear dificultades para la creatividad y la innovación, ya que estas fluyen más en reuniones presenciales, donde el ambiente propicia el aporte de ideas sin la presión de las reuniones cerradas.

Otra de las desventajas es la sobresaturación y la conexión constante. Aumentan los casos de burnout y el estrés por la necesidad de mantener la conexión laboral más allá de la jornada. Se le conoce como tecnoestrés a ese sentimiento que producen las llamadas constantes, las conferencias por Zoom y la necesidad de estar 24 horas al día pendiente del chat.

Es importante que el equipo desarrolle mecanismos para hacer frente a estos entornos y acuerden entre ellos llamadas, reuniones y tiempo dedicado al trabajo.

En esta situación, el líder juega un rol muy importante. Debe orientar a su equipo en el desarrollo de las tareas, apoyando y motivando el trabajo colectivo y contribuyendo al bienestar emocional del grupo.

Puntos para mejorar el liderazgo

Como se ha explicado anteriormente, el líder debe mejorar para adaptarse a esas nuevas necesidades. Asimismo, debe haber una relación entre lo que dice y lo que hace.

Es relevante que los colaboradores reciban el apoyo organizativo, procurando lograr un ajuste entre capacidades, expectativas y necesidades y el equilibrio entre las demandas del puesto y los recursos.

En este caso, el gestor del equipo será el encargado de que esto suceda, responsabilizándose del bienestar laboral de cada uno de ellos.

Estos son algunos consejos para ayudarte a mejorar en el liderazgo inspiracional:

  • Procura controlar tus emociones delante de otros y no desquitarte con ellos.
  • Sé empático y conoce a tu equipo para saber cómo comunicarte de forma efectiva.
  • Sé asertivo a la hora de comunicar tus puntos de vista.
  • Distingue los momentos adecuados para hablar y solucionar los conflictos.
  • Propicia espacios para discutir los temas. Aunque no estés de acuerdo, respeta todos los puntos de vista.
  • Demuestra empatía emocional o cognitiva con todos los miembros del equipo.

Inteligencia emocional

Para ser un líder inspirador, debes entrenar tu inteligencia emocional y tu empatía cognitiva. Es tu responsabilidad mantener un buen ambiente laboral en el trabajo remoto.

Las relaciones laborales son también personales, por lo que las empresas requieren perfiles de líderes con habilidades como ser empáticos, resolutivos y tener una gran capacidad de adaptación.

Según Daniel Goleman, la empatía forma parte de la inteligencia emocional que todo líder debe tener. Este profesional debe ser competente a la hora de gestionar las relaciones entre los miembros del equipo, con una clara capacidad de comunicar e inspirar a los demás.

Es importante para el líder ser respetado por todos los miembros, independientemente de su jerarquía, preocuparse de cómo están y saber qué problemas tienen, ser congruente con sus acciones, y dar una visión a corto y largo plazo del departamento.

La clave para tener equipos comprometidos es que colaboren entre ellos y con otras áreas. Lo importante es el objetivo y la forma de jugar, no las estrellas del partido. Si dicha idea está en la mente del jefe del equipo, transmitirla y concretarla será mucho más fácil.

Para determinar si se está desarrollando un buen liderazgo, es necesario realizar encuestas de clima y satisfacción y, sobre todo, dar feedback a los colaboradores y recibirlo.

A veces, se piensa que lo importante es el objetivo, tal y como lo concibió Steve Jobs en sus primeros años en Apple. Sin embargo, realmente el cambio de la compañía vino por parte del liderazgo de los puestos intermedios, quienes consiguieron que los equipos se entusiasmaran con los objetivos.

Para ser un líder inspirador, debes crear lazos de confianza y ser congruente con lo que pides y lo que das. Solamente así tu equipo seguirá motivado y comprometido, aunque no compartan el mismo espacio físico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.