Empatía: la mejor táctica de Recursos Humanos

mapas_empatia

Una de las soft skills más demandadas o apreciadas por los colaboradores es la empatía: ese sentimiento que te permite comprender las razones del otro y te ayuda a comunicarte con él.

Dicha habilidad también suele ser de gran ayuda en los departamentos de Recursos Humanos, ya que deben entender cómo se sienten los colaboradores y por qué se resisten a ciertos cambios.

La pandemia ha originado que algunos profesionales se enfrenten a cambios drásticos en poco tiempo; además, que otros tengan una reasignación de sus roles para poder hacer frente a la crisis sanitaria y económica en la que se sumió el mundo.

Esta experiencia ha demostrado que, si la empresa trata bien a sus colaboradores, ellos responden y dan lo mejor de sí mismos. Sin embargo, si el trato no ha sido bueno, los trabajadores se resisten a adoptar nuevas soluciones. Ello acaba repercutiendo en el éxito de la compañía.

Hoy les presentaremos los mapas de empatía, cuáles son sus beneficios y cómo pueden usarlos a la hora de atraer y contratar a nuevo talento.

Mapa de empatía: ¿qué es?

En la disciplina design thinking, existe una herramienta denominada mapa de empatía. Esta técnica de visualización colaborativa te permite comprender mejor a las personas; además, te posibilita ponerte en su lugar y elaborar así un journey considerando su visión.

Los mapas de empatía brindan a las personas una forma de organizar, visualizar y manifestar lo que están sintiendo. Ello a fin de afrontar los impactos y lograr el cambio colectivo.

Por ejemplo, en un área deben realizar una reorganización, porque alguien del equipo se va. Por ello, es necesario implementar un nuevo programa que ayude a realizar las tareas menos estratégicas.

En este caso, diseñar un mapa de empatía permite plasmar y visualizar a cada persona del departamento, sus funciones, sus perspectivas y cómo se siente en ese momento realizando dicha tarea. Asimismo, ayuda a analizar qué sucederá al introducir un cambio, cómo se pueden sentir y de qué forma pueden comunicarlo para que la resistencia a dicho cambio sea menor.

Los mapas de empatía te ayudan a tomar decisiones y a ponerte en el lugar de las personas para quienes estás diseñando dicha solución.

En internet existen varias herramientas online que te permiten diseñar mapas de este tipo. Independientemente del programa o sistema utilizado, es importante que en ese mapa se muestre cómo un individuo se relaciona con otros y cómo afectará un cambio en particular.

Ello es una buena forma de prever los movimientos tras algún cambio; por ejemplo, una nueva asignación de rol, un programa nuevo o la incorporación de un nuevo líder a cierto departamento.

Beneficios de usar esta herramienta

  • Equilibrio entre la parte técnica y el lado humano: es importante a la hora de pensar en nuevas soluciones. Muchas veces se considera o bien la parte técnica o bien cómo trasladar ese cambio a la plantilla. Dicha herramienta permite tomar perspectiva y diseñar un journey adecuado para todos los colaboradores, considerando cada uno de los elementos que intervienen en un proceso de cambio.
  • Involucramiento de las personas para implementar las soluciones: al usar la empatía para crear el mapa, debes hablar con ellos. Este diseño se trabaja de forma colaborativa: todos pueden ver y escuchar cómo afecta al resto cualquier medida que repercuta en su trabajo. Al involucrar a la plantilla, la resistencia al cambio es menor y suelen preverse los problemas mucho antes de proceder. Ello ayuda a crear una hoja de ruta detallada y bien pensada.
  • Los cambios relacionados con las crisis suelen ser muy personales. Ya se ha comentado aquí con anterioridad que la resistencia a lo desconocido puede deberse al miedo de perder el empleo; o incluso a la sensación de no estar a la altura o necesitar formación. Con estos mapas, tanto RR.HH. como el líder son conscientes de las preocupaciones de la organización y las personales. Así se comprende mejor el problema real que se esconde tras dicha negativa.
  • Ayuda para todos los miembros del equipo, a fin de identificar su propia resistencia al cambio. Ello además, les brinda control para comunicarse y sentir a los demás, compartiendo ese miedo de estar fuera de control. Por otro lado, se facilita mucho el trabajo colaborativo y se ayuda a crear un buen ambiente laboral.

Si analizas qué sienten tus colaboradores, quizás identifiques algo parecido a esto: “Si mi gerente y directivos me escuchan y me entienden, siento menos miedo e incomodidad ante el cambio. Así todos trabajamos para mejorar la empresa y optimizar el trabajo; además, nos apoyamos psicológicamente para superar el miedo”.

Mapa de empatía para conocer a tu candidato ideal

Esta técnica también puede ayudarte a entrar en la mente de tu candidato ideal, comprender lo que él quiere y realizar así una buena descripción de la vacante.

Puedes crear dicho mapa analizando algunos aspectos. Para ello, plantea estas seis preguntas que pueden ayudarte tanto a entender y conocer a tu “cliente potencial” como la manera de relacionarte con él:

  • ¿Qué piensa y siente? Analizar cómo se encuentra en este momento, cuáles son sus preocupaciones y cómo se plantea el futuro.
  • ¿Qué escucha o qué lee? Saber en qué canales se mueve, qué referentes posee e incluso cuáles son las influencias personales y laborales que pueda tener.
  • ¿Qué hace actualmente? Determinar en qué situación laboral se encuentra, por dónde se mueve y qué red de networking tiene.
  • ¿Qué ve? Identificar la relación que mantiene con su entorno y el mundo laboral.
  • ¿Cuáles son sus dolores? Conocer cuáles son sus áreas de mejora, a qué le tiene miedo y qué quiere conseguir con el empleo.
  • ¿Cuáles son sus necesidades o motivaciones? Descubrir el objetivo laboral que persigue ese profesional y a dónde quiere llegar.
 

Puedes usar el feedback o conocimientos de tus colaboradores. De este modo, partirás de una premisa real y con conocimientos concretos de ciertos aspectos como por qué les interesa la empresa, dónde la conocieron, qué les llamó la atención o qué beneficios son para ellos más importantes.

Cuando hayas analizado dicha información, elabora una ficha en una pizarra, hoja o Power Point; y crea una plantilla para poder añadir todos esos datos.

Este proceso es un poco parecido a crear un Candidato Persona, pero en este caso también se considera la parte relacional y psicológica. Se tienen en cuenta sus necesidades y sueños para poder contratar a alguien que desarrolle una trayectoria en la empresa y su objetivo se relacione con el de la organización.

Recuerda que la empatía es la mejor táctica para Recursos Humanos, tanto para atraer talento como para retenerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *