Employee centricity: nuevo eje de los recursos humanos

employee_centricity

Employee centricity es la estrategia y el conjunto de acciones que, tanto el departamento de recursos humanos como el resto de las áreas impulsan para convertir a los colaboradores en el centro de las organizaciones.

El objetivo principal de esta estrategia es aumentar el compromiso y mejorar la productividad, al mismo tiempo que sale reforzada la marca empleadora de la empresa y las ratios de rotación voluntaria.

Hoy parte del nuevo deber es procurar generar felicidad en los espacios de trabajo. Para  soportar estas acciones, las empresas están usando plataformas digitales de gestión de talento. CompuTrabajo colabora en exclusiva con HolmesHR, herramienta que mejora la retención y satisfacción de los colaboradores.

¿Qué es el Employee centricity?

Esta estrategia se basa en poner por encima de todo a las personas, en convertir en los colaboradores en el epicentro del negocio.

Por principio, este concepto rompe con el enfoque tradicional de hacer negocios, ya que estamos acostumbrados a prestar muchísima más atención a los clientes y dejar en segundo plano a los colaboradores.

Sin embargo, esta tendencia nos invita a aventurarnos y a empatar esta atención al cliente para enfocarnos también, desde dentro, a mejorar las condiciones de trabajo de quienes laboran con nosotros.

Enamorar a tus colaboradores para fidelizar a tus clientes. ¿Cómo funciona esto? Pues bueno, ni más ni menos que mediante la famosa psicología invertida.  Se trata de trabajar bajo la premisa de que al cuidar bien a los colaboradores, sean ellos mismos los que sumen, a la hora de fidelizar e incluso atraer a los clientes. Su pasión y felicidad en el trabajo serán la palanca para que el cliente se sienta satisfecho con el producto y el resultado.

Las organizaciones que adoptan esta cultura de empresa parten de la convicción de que mantener una larga y positiva relación con sus usuarios depende en gran medida del que se ha dado en llamar “viaje del empleado”.

Es decir, la política de mantener plantillas con profesionales felices, motivados e identificados con el proyecto desde el primer día que entran a trabajar hasta el día que dejan de ser parte activa de la compañía, no sólo provoca beneficios en términos de captación y retención de talento, sino que también consolida la relación con el cliente y mejora, por ende, la rentabilidad de la compañía.

Por otra parte, los defensores de esta estrategia también hablan de sus efectos positivos en términos de reputación y atracción de talento, pues los profesionales de la compañía también ejercen como embajadores de marca.

La implantación de una estrategia de Employee centricity supone todo un reto para cualquier compañía. Y en esa labor tienen un gran peso las decisiones que se adopten desde el departamento de recursos humanos, es decir, somos nosotros de los que depende que esto suceda o no.

Employee centricity en cifras

Según el último informe “Tendencias mundiales del capital humano” realizado por la consultora internacional Deloitte, la experiencia de los empleados se posiciona como una de las principales prioridades en los próximos meses. Sin embargo, aunque casi el 80% de los encuestados considera que es un aspecto clave a tener en cuenta, solo el 22% declara que han alcanzado la excelencia en este aspecto.

Del mismo modo, el 59% de los encuestados dicen que no están preparados o solo parcialmente preparados para aceptar este desafío. Por lo tanto, hoy nos enfrentamos a uno de los retos más importantes como sector, ya que debemos de tener la capacidad de incorporar y alinear todas estas estrategias centradas dirigidas a las personas, dirigidas a construir ambientes donde habiten profesionales felices, lo suficientemente motivados para  levantar a nuestras empresas de esta crisis, pero que también se identifiquen verdaderamente con el proyecto.

Si logramos esto, no sólo vamos a ver mejorías en términos de captación y retención de talento, sino también vamos a poder incrementar la rentabilidad de nuestra compañía.

Beneficios de implementar estas acciones

  1. Empoderamiento: construir un equipo fuerte y orgullo de la empresa donde trabajan. Porque cuando los colaboradores aman su trabajo son leales a la empresa que los contrata y esto resulta ser muy rentable para el negocio.
  2. Disminución de la rotación y de los índices de ausentismo laboral: las empresas que tienen en cuenta la experiencia de los colaboradores ven como disminuyen los casos de rotación voluntaria y aumenta la ratio de asistencia laboral.
  3. Fidelización de los clientes: mejora la relación de los clientes y provoca que los índices de satisfacción aumenten entre los compradores.
  4. Retorno: implementar esta estrategia tiene unos altos índices de retorno.

Esto funciona como un efecto dominó, si realmente nos comprometemos a generar cambios positivos con actitud, dando seguimiento a nuestros proyectos y procurando satisfacer las necesidades de nuestros clientes internos. Ellos son nuestros colaboradores: ninguna realidad, por muy ilusoria que parezca, va a resultar imposible.

Acciones concretas

Para hacer visible la importancia de nuestros colaboradores podemos usar diferentes estrategias:

  • Onboarding: Es donde empieza la experiencia del empleado. Tras ser contratado, los primeros días y meses en una organización marcan el compromiso del colaborador. Es importante tener una acción pensada para esta primera etapa, incluso si hay una incorporación en la distancia o trabajo en remoto.

El 25% de las deserciones laborales suceden en los primeros cuarenta y cinco días de la firma del contrato.

Pero además, según una investigación del Brandon Hall Group, un buen proceso de onboarding mejora la tasa de retención de los nuevos empleados en un 82% y su productividad en más de un 70%. Esto significa que hay que dedicarle todos los recursos que estén a nuestro alcance y diseñar un proceso bien definido de principio a fin.

Te recomendamos leer el artículo sobre cómo hacer un buen Onboarding.

  • Una escucha activa y constante: para saber cómo se siente el colaborador, es importante escucharlo. Para ello, las empresas tienen a su disposición encuestas de clima. En HolmesHR esta es una de las funcionalidades que mejor resultados da en relación con la retención y satisfacción de los colaboradores.

En la actual “normalidad” el entendimiento que logremos con ellos en todos estos aspectos emocionales nos permiten generar experiencias que representan grandes beneficios a nivel negocio, como, por ejemplo, una mejora en la calidad del trabajo que estamos ofreciendo. O bien, la oportunidad de ofrecer un plan atractivo a esos trabajadores, que les permita –a mediano plazo- acceder a mejores oportunidades de desarrollo.

  • Programas de crecimiento y formación: es necesario que, para mantener la motivación de tus colaboradores, desarrolles e implementes un programa personalizado de formación, así como perfiles de plan de carrera. Todo el mundo quiere seguir creciendo y esas ganas son beneficiosas para la empresa. Frenar a tus colaboradores es condenar a la empresa al estancamiento.
  • Una estrategia de comunicación efectiva: Para estar cerca de nuestros colaboradores es necesario abrir canales de comunicación bidireccional, tanto para que ellos puedan sentirse escuchados y tengan la libertad de hablar y opinar, como para sostener un diálogo. HolmesHR cuenta con una red social corporativa y un buzón de sugerencias para facilitar estas líneas de comunicación.

Si aún no has pensado incluir esta acción en tu área de recursos humanos, el 2021 es el momento perfecto para fidelizar a los colaboradores que han estado a tu lado durante la pandemia. Facilita herramientas a tu equipo de gestión de talento y digitaliza una parte del proceso. En poco tiempo verás los resultados positivos de este programa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *