Entrevista de trabajo: las mejores preguntas para hacerle a un candidato

preguntas_entrevista_trabajo

La entrevista de trabajo sigue siendo la reina en los procesos de reclutamiento. La forma de llevarla a cabo ha cambiado, ha evolucionado; pero incluso así sigue siendo una de las maneras más efectivas para conocer al candidato más allá de su currículum.

Videoentrevista y mejores preguntas

La dinámica de la entrevista, al menos la de las primeras etapas del proceso, ha cambiado debido a la pandemia.

El uso de la videoentrevista en Latinoamérica ha aumentado más del 200% entre marzo y junio de 2020. Parece claro el porqué; sin embargo, sus beneficios han originado que se convierta en una herramienta más y con un uso más allá de esta situación.

La entrevista en video permite desgranar las respuestas en diferentes capas y evaluarlas de forma más consciente, en comparación con la que se realiza cara a cara.

También permite avanzar en el proceso, ya que se elimina la barrera de cuadrar agendas o dedicar mucho más tiempo del previsto a cada candidato.

Las entrevistas en video son una batería de preguntas que el equipo de reclutadores le realiza a un candidato y este tiene un tiempo determinado para grabar las respuestas en video, a través de la herramienta.

SherlockHR incluye esta funcionalidad y brinda, tanto al reclutador como al candidato, un medio para realizarla de forma fácil y sin necesidad de preparación previa.

Esta modalidad de entrevista se suele realizar durante las etapas medias del proceso, cuando ya están filtrados la mayoría de los candidatos. Además, resulta muy efectivo utilizarla antes de la entrevista personal o entrevista por videollamada.

Lo esencial es realizar entre 2 y 5 preguntas para que el candidato pueda exponer en un máximo de 3 minutos su respuesta y justificación.

En este caso, las mejores preguntas que se realizarían en esta etapa pueden estar relacionadas con la experiencia laboral previa:

  • ¿Qué tareas y herramientas has usado con anterioridad para realizar este trabajo?
  • Cuéntame una experiencia en la que tuviste que defender tu idea ante alguien.
  • ¿Qué es lo que necesitas profesionalmente para crecer?

También puede ser un buen momento para profundizar un poco más acerca del encaje cultural de esa persona en la empresa:

  • ¿Por qué deseas trabajar aquí?
  • ¿Qué valores de esta empresa encajan más contigo?
  • ¿Cómo describirías a un buen líder?

Estas preguntas enfocadas más al perfil personal y no tanto al profesional pueden ayudar al equipo de gestores a determinar si esa persona encajaría o no en la dinámica del equipo.

Un reclutador dedica menos de 15 minutos a revisar las videoentrevistas, lo que favorece los tiempos de reclutamiento y permite avanzar más rápido en la candidatura.

El uso de videoentrevistas también es beneficioso a la hora de realizar un reclutamiento colaborativo. En este caso, más de un gestor puede revisar las respuestas y dejar anotados sus comentarios.

Mientras que, en las entrevistas convencionales, por tiempo y por favorecer la experiencia del candidato, solamente hay una o dos personas en la sala durante la conversación.

El momento del cara a cara

Cuando ya tenemos los finalistas del proceso, es el momento de la entrevista cara a cara o por videollamada.

En este caso, usaremos la entrevista para despejar las incógnitas que tengamos acerca de ese candidato. Por ejemplo, si hay alguna cuestión que queramos profundizar o quizás conocer un poco mejor a esa persona como profesional.

En el caso de las entrevistas finales, se usará ese tiempo con el candidato para contarle más sobre el proyecto, las expectativas que se esperan de él y los objetivos a corto plazo.

Además, este momento se utilizará para identificar de forma más precisa las habilidades blandas que el puesto requiera y su encaje en el departamento.

En el caso de estar entrevistando a un líder o un mando intermedio, el reclutador deberá centrar sus preguntas en detectar las formas de liderazgo y conocer cómo se desarrolló en puestos anteriores si también ostentaba ese puesto. 

La experiencia del reclutador determinará hacia dónde quiere encaminar la entrevista y si desea ratificar ciertas cuestiones de entrevistas anteriores.

Algunos ejemplos de preguntas pueden ser:

  • ¿Qué es lo que tienes que meditar con mayor profundidad antes de aceptar este puesto?
  • Tras explicarte los detalles de la posición, ¿cuáles crees que serán tus primeras acciones para conseguir los objetivos planteados?
  • ¿Hay algo que te gustaría saber sobre tus responsabilidades que no te hayamos contado?
  • ¿Podrías decirme por qué abandonaste tu último puesto de trabajo?

Al realizar un reclutamiento colaborativo, seguramente habrá una batería de preguntas surgidas de la revisión del proceso por parte de varios miembros del equipo.

La colaboración, gracias a la tecnología, permite tener una mayor certeza a la hora de la contratación y también realizar un reclutamiento mucho más objetivo.

Aunque el sesgo no sea consciente, muchas veces como profesionales tenemos ciertas preferencias que pueden interferir al seleccionar o no a un candidato.

La agilidad y el rasgo distintivo

En los casos de contratar talento muy demandado, la agilidad será un factor clave. Recuerda que tienes a tu alcance herramientas que te pueden ayudar a definir el proceso, así como a agilizar el filtraje y la revisión de las entrevistas y los test realizados por los candidatos.

SherlockHR cuenta con un kit de entrevistas que permite al reclutador tener una guía para establecer todas las entrevistas, preguntas y respuestas. Este listado permitirá analizar de forma más ágil los puntos más débiles de un candidato durante sus respuestas.

Este kit también ayuda a almacenar toda la información proporcionada por el candidato en su propia ficha. Además, todo el equipo puede tener acceso a las anotaciones y comentarios de cada persona que ha estado en contacto con ese profesional durante las etapas del proceso.

La información es poder y, en este caso, facilita detectar a los mejores candidatos reduciendo el tiempo entre un 10 y un 40%.

La entrevista sigue siendo la reina en los procesos de selección, pero es el momento de actualizarla y digitalizarla para obtener los mejores beneficios al usarla. La agilidad y la percepción del candidato jugarán un papel importante en el éxito de tus procesos de reclutamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.