Preguntas para saber si un candidato está motivado

preguntas_motivadas

A la hora de enfrentarnos al proceso de selección, existen habilidades y actitudes que son difíciles de identificar. Por ejemplo, saber si una persona está motivada o no.

Como reclutadores contamos con herramientas efectivas para revisar la formación y experiencia de un candidato; incluso tenemos test a nuestro alcance para identificar ciertas habilidades. No obstante, saber si esa persona está o no motivada cuesta mucho más.

Para dar solución a este problema, podemos usar algunas preguntas a fin de identificar si un candidato está motivado o no con el empleo al que está postulando.

Preguntas para comprobar la motivación

  • ¿Qué te mueve a cambiar de empleo? Es necesario conocer cuáles son las causas que motivan al candidato a plantearse un cambio de trabajo y de sector.
  • ¿Qué es lo que más valoras del trabajo? En esta ocasión, queremos saber cuál es su pasión, cuál es la actividad que más ilusión le reporta en su día a día. La respuesta nos permitirá saber si la oferta que tiene delante encaja con ello; o si, por el contrario, esa tarea es la más insignificante del puesto.
  • ¿Cómo describirías tu trayectoria? La imagen que nosotros proyectamos nos dice cómo vemos la evolución que hemos tenido hasta ahora, qué nos permite seguir y cómo planteamos el futuro.
  • ¿Cuál es tu objetivo a largo plazo de tu carrera profesional? Con la respuesta, sabremos si este nuevo empleo encaja en su plan de carrera y si, por ello, habrá un compromiso más allá del sueldo.
  • ¿Qué planes tienes para seguir creciendo y formándote? Solamente al existir planes de futuro podremos conocer con certeza si esa persona se toma su camino laboral en serio y si está motivado para seguir creciendo profesionalmente. Actualmente sin formación no hay futuro.
  • ¿Por qué te dedicas a esto? Esta pregunta se debería plantear en todas las entrevistas. Lo que impulsó a una persona a tomar ese camino nos brinda mucha información de sus pasiones, sus procesos de toma de decisiones y su perseverancia para haber llegado hasta allí.
  • ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Cuáles necesitas mejorar? Hablar de su FODA personal significa que ha realizado un análisis profundo de sus características y habilidades como profesional. El análisis y la reflexión permiten el crecimiento y motivan los cambios necesarios para mejorar los resultados.

La motivación de cada individuo es determinada por la importancia que le otorga a sus metas y los resultados que espera al cumplirlas.

Más allá del proceso de selección

Aparte de las preguntas, es importante prestar atención a los detalles. Algunas expresiones faciales e incluso actitudes nos demuestran que esa persona no es la correcta para la empresa o la vacante.

Si quieres conocer más sobre el lenguaje no verbal en las entrevistas, te recomendamos este artículo.

Por ejemplo, ¿el candidato plantea preguntas sobre la empresa? Si va más allá de las interrogantes típicas relacionadas con el salario o el horario, ello nos indica que su motivación va mucho más allá del puesto; significa que existe un interés genuino por la misión corporativa.

El objetivo de los reclutadores es buscar el compromiso del candidato con el proyecto, la propuesta, la compañía y el líder.

Los colaboradores comprometidos con su empresa son más felices, productivos y rentables. Así se produce un win-win, ya que no solamente gana la organización, sino también el profesional, porque ambos están logrando sus objetivos.

La motivación dentro de la organización

La motivación es la fuerza que nos mueve a realizar actividades, es lo que nos permite levantarnos de la cama y enfrentar con optimismo un nuevo día.

Gallup realizó una encuesta a 180 mil empleados. Únicamente el 13% respondió que estaba feliz en su trabajo y el 63% afirmó que no se sentía ni a gusto ni motivado.

Ello pone de manifiesto que las empresas tienen un serio problema con la motivación de sus colaboradores. La fuga de talento puede suponer un sobrecoste para el área de Recursos Humanos.

Según datos del Work Institute, sustituir a un empleado que renuncia implica para la compañía un costo del 33% de su salario.

De acuerdo con encuesta de ADP, la mitad de los colaboradores solamente están algo o nada satisfechos con su trabajo actual. Ello se debe a los problemas que surgieron durante la pandemia: aumento de las horas trabajadas, el tiempo de labores no remunerado y el estrés. Dichos factores estaban impulsando a los trabajadores a negociar mejores condiciones o planear su salida.

Por todos estos motivos, es importante realizar de forma recurrente encuestas de satisfacción o incluso entrevistas de supervisión en las que se formulen las siguientes preguntas:

  • ¿Estás cansado de la rutina?
  • ¿Hay un exceso de trabajo?
  • ¿Existe mal ambiente laboral?
  • Si no te sientes satisfecho, ¿es por autoexigencia?
  • ¿Estás desmotivado por caos o desorganización?
  • ¿Tienes dificultades para disfrutar del presente?
  • ¿Necesitas motivaciones externas?
  • ¿Sabes con claridad qué se espera de ti en el trabajo?
  • ¿Tu supervisor ha reconocido tu trabajo y/o esfuerzo realizado en los últimos tres meses?
  • ¿Tus opiniones cuentan en la empresa?
  • ¿La misión de la compañía te hace sentir que tu trabajo es importante?
  • ¿Cuentas con amigos en el trabajo?

Según una encuesta de Computrabajo a más de 1000 personas, el 70% está planeando cambiarse de empleo. Ello supone un gran desafío para las áreas de talento, ya que deben trabajar a fin de retener y motivar a los colaboradores. Ello con el objetivo de evitar una gran fuga que puede ser perjudicial para la productividad y el saber hacer de la empresa.

Es el momento de prestar atención a las señales, para analizar si tanto candidatos como colaboradores se sienten motivados a formar parte del equipo y sacar adelante los objetivos de la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *