¿Sirven los juegos para conocer la conducta del candidato?

reeclutar con juegos

Cada vez aparecen nuevas técnicas y modalidades para conocer mejor a los candidatos y sus conductas ante el trabajo.

Los reclutadores realizan pruebas de selección, más allá de las entrevistas para conocer a los candidatos, qué personalidad tienen y qué rol adquieren por tendencia.

Además de los test de personalidad, muchos reclutadores están empezando a usar técnicas como la gamificación o juegos de rol para conocer la tendencia de un candidato ante ciertas situaciones.

Competencia con otros colaboradores

Los juegos permiten predecir el comportamiento y la conducta de los candidatos. En 2010 L’Oréal fue pionera en realizar un scape room para realizar unas prácticas en el departamento de Marketing.

En ese juego, los candidatos competían unos contra otros en busca de una molécula, luego preparaban el envase y finalmente hacían un plan de marketing.

Según algunos psicólogos, en un ambiente distendido sin miedo ni presión, las personas tienen más capacidad de reacción, iniciativa y manejo de la información. Los reclutadores pueden ver su tendencia natural y comportamiento ante algunas situaciones.

Cuando jugamos se nos olvida que estamos siendo observados o que estamos compitiendo por un empleo. Crear un entorno de juego permite que la gente se desinhiba y sea mucho más natural.

Los escape rooms o los juegos de rol han sido las dos técnicas más usadas en este período de innovación y gamificación.

Sin embargo, surge una pregunta: ¿qué sucede con la experiencia del candidato?

Candidate Experience con la gamificación

¿Estamos jugando con el empleo? ¿Ponemos en riesgo su trabajo? ¿Este tipo de selección solo favorece a los extrovertidos? ¿Es para todos los candidatos o solo para los más jóvenes?

Muchos candidatos consideran que jugarse el puesto de trabajo no es ético y que no se valoran los conocimientos, solo como se interactúa en grupo y que muchas veces adaptan su personalidad a la vacante que queda después de que el grupo se forme.

Las dinámicas de grupo se basan en la asignación de roles, es por este motivo que la adaptación también es importante y el reclutador experto debe saber discernir entre adaptación y pasividad.

Entre las desventajas de usar este método está el abandono o la predisposición de los perfiles más senior. A veces cuesta enfrentarse al cambio y más cuando estás buscando activamente empleo. Es importante que el uso de esta técnica tenga en cuenta la inclusión y se dejen claro los objetivos de este método.

Todos sabemos el objetivo de una entrevista, pero  muchos candidatos desconocen el valor de un escape room en un proceso de selección.

Siempre que añadimos una etapa al reclutamiento debemos tener en mente la experiencia y el viaje del candidato a lo largo del proceso. Si es positiva, el candidato lo valorará, más allá del resultado.

También debemos tener en mente que no todos los puestos necesitan las mismas habilidades y por ello este recurso solo se debería destinar a contratar ciertos perfiles.

En referencia a los candidatos más introvertidos, el juego puede hacer que se relajen y saquen sus mejores habilidades. El reclutador debe tener en cuenta que no el que más hable o participe es el que está teniendo una mejor intervención. En este caso es importante el resultado, ver cómo se trabaja en equipo y las aportaciones al juego.

La experiencia, para un reclutador, siempre marca la diferencia a la hora de conocer en profundidad a un profesional. Este ambiente competitivo y relajado puede mostrar cómo es realmente una persona.

Si el perfil o la empresa no se decide por usar estas técnicas siempre estará disponible el uso de test de personalidad y psicometrías, como con los que cuenta SherlockHR, que les permitirán tener esta información de forma fácil y rápida. Además, podrán añadir este conocimiento al resto de evaluaciones y comentarios de cada perfil que haya postulado.

Seguirán las entrevistas

Aunque la forma de reclutar cambie, las entrevistas cara a cara seguirán formando parte del proceso. En este sentido, las videoentrevistas y el uso de herramientas digitales ha aumentado un 121% este 2021 según SherlockHR, la solución digital de reclutamiento más utilizada en Latinoamérica.

Parece que la digitalización y la transformación digital siguen estando presentes en la mente de los reclutadores para poder favorecer el reclutamiento en la distancia y mejorar la experiencia del candidato.

El 40% de las empresas que tienen un reclutamiento online, siguen realizando entrevistas cara a cara según OHR. Muchas de estas empresas usan filtros previos para reducir el alto volumen de candidatos que aplican, pero no encajan en el perfil.

Aunque la entrevista sigue formando parte del proceso, las empresas tienen a su disposición diferentes soluciones que permiten evaluar a los candidatos sin necesidad de realizar un escape room.

Por ejemplo, los test de evaluación o psicométricos permiten conocer al candidato a través de un cuestionario de 20 minutos. Las videoentrevistas, con su batería de preguntas, pueden ser una etapa más de filtrado, facilitando el primer contacto y evaluando a una persona más allá de sus respuestas, incluyendo su lenguaje no verbal y su actitud.

Las cribas iniciales permiten filtrar a los candidatos y tener un grupo reducido que llegue a la entrevista cara a cara. La entrevista final debe basarse en los datos recopilados anteriormente en los test y en las dinámicas grupales.

SherlockHR, la solución de reclutamiento 100% digital con la que colabora CompuTrabajo, permite realizar un reclutamiento digitalizado gracias a sus test y psicometrías, kit de entrevistas e incluso su filtraje automatizado. De esta manera se consiguen mejorar los tiempos de contratación, el costo y también la experiencia del candidato y del reclutador.

Los reclutadores deben tener a su alcance herramientas que les faciliten su labor y les permitan identificar al candidato ideal, sin necesidad de pasar horas y horas leyendo currículums o entrevistando a candidatos.

La digitalización ha abierto una ventana para agilizar el trabajo. En cada proceso se pueden implementar etapas diferentes, incluyendo los escape rooms o los juegos de rol, para llegar al objetivo final: saber cómo esa persona interactuará en la empresa y qué talento y habilidad es valioso incorporar al equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *