Sobrevivir a la crisis: digitalización y transformación empresarial

digitalizacion_transformacion_empresas

Si algo se ha aprendido debido a la pandemia es que no resulta posible sobrevivir a la crisis sin emprender la transformación empresarial y la digitalización. Las empresas que mejor están saliendo adelante en esta situación son las que han invertido en tecnología y han involucrado a todo su equipo para adaptarse a este cambio.

Los clientes también han cambiado. Ahora son mucho más exigentes y usan la tecnología para acceder a la información. No se contentan con un buen producto, sino que además quieren vivir una excelente experiencia de compra.

A los profesionales les ocurre exactamente lo mismo. Los candidatos ya no se quedan satisfechos solamente con la comunicación que reciben. Activamente también buscan conectar con la empresa y establecer un diálogo.

En este contexto, lo importante es la experiencia, ya no solamente lo que ofrece la empresa, sino también qué se vive al interactuar con ella.

La tecnología y la transformación digital son imprescindibles para poder ser competente en este mercado.

Tecnología para facilitar el trabajo

Es importante transitar hacia una real transformación del modelo de negocio. Se debe pasar de lo tradicional a lo digital, siempre adaptados a la esencia de la empresa.

Tomemos como ejemplo una empresa que se caracteriza por desarrollar una producción artesanal de pan. Está en el ADN de esa compañía crear un producto de forma tradicional, pero existen tareas que se pueden digitalizar para ser competitivos.

Por ejemplo, se puede tener informatizados los pedidos, contar con una página web para vender más allá de donde se ubique la tienda y digitalizar las facturas para que el departamento de Finanzas no tenga problemas a final de mes.

Según lo anterior, se puede concluir que, sea la empresa grande o pequeña, es posible transformarla y digitalizarla para adaptarse a los tiempos y no perder clientes.

Existen varias herramientas en el mercado que facilitan ciertas labores a los colaboradores y les permiten ser mucho más eficientes en menos tiempo.

Equipo transformador

Para que se produzca un cambio así dentro de la empresa, es importante contar con el entusiasmo y el trabajo de todo el equipo.

Recuerda que lo importante de la transformación digital es la primera palabra de esa frase.

Las cosas cambiarán, ya no sirve el “esto siempre se ha hecho así”. Habrá tareas que a partir de ahora tendrán diferentes procedimientos, nuevas formas de hacer. Todo ello supone un tiempo de aprendizaje y adaptación.

Para que el cambio en la organización funcione, todos los miembros, independientemente de su jerarquía, deben trabajar a favor del cambio.

Comunicación bidireccional

En la era de Internet, la comunicación se ha vuelto esencial. No se concibe realizar ninguna acción sin que haya alguien que pueda responder las preguntas que surjan o brindar ayuda en un momento dado.

Cuando se interactúa con una empresa, esa comunicación debe ser bidireccional, estar abierta a un diálogo sincero y obtener siempre una respuesta; aunque esta no sea completamente inmediata y tarde un poco en llegar.

Sucede lo mismo con tus colaboradores. Ellos deben tener canales de comunicación y obtener respuesta a los emails enviados tanto a su director como al departamento de Recursos Humanos.

Si se traslada ello a la experiencia del candidato, no cambia ni un ápice. Las personas que se inscriben a una oferta de empleo quieren saber cómo evoluciona, en qué parte del proceso está e incluso conocer cuándo ha terminado, aunque ellos no hayan sido contratados.

Estos requerimientos de los postulantes implican un trabajo que requiere mucho tiempo si no se digitaliza. En este caso, los softwares de reclutamiento como SherlockHR permiten automatizar los mensajes y personalizarlos.

De este modo, aunque tengas más de mil inscritos en una vacante, todos recibirán un email de confirmación y también conocerán de primera mano cómo evoluciona el proceso. Así brindar feedback a los candidatos deja de ser una tarea tediosa que toma muchas horas para convertirse en una mini tarea que se puede realizar en menos de 15 minutos, considerando a todos los participantes del proceso y a lo largo de toda la candidatura.

Cambios para salvar el negocio

Todos estos cambios sirven para sobrevivir a la crisis y, a la vez, ser competentes en el mercado.

Pensemos por un momento en Nokia, la compañía de teléfonos móviles. Fue de las primeras en salir al mercado y tenía una gran cuota. Sus celulares eran los más demandados; sin embargo, no supieron adaptarse a los cambios y dejaron de ser competentes.

Puedes tener un gran producto y muchos clientes; pero, si no te adaptas, al final tu empresa muere. Es importante recalcar que, como sucede con las especies vivas, si no existe adaptación en las compañías, entonces finalmente acaban desapareciendo.

Estos cambios suelen producirse de forma paulatina; sin embargo, en la última década nos hemos adaptado a los móviles, internet, computadoras, pantallas y rapidez.

El 2020 ha acelerado mucho más esta evolución y adaptación. Ahora no tardamos cinco años en ponernos a punto, sino que debemos hacerlo en apenas unos meses.

Una de las claves de la supervivencia es implementar en la esencia de la empresa el pensamiento de transformación e innovación. Aunque las cosas vayan bien, se debe dedicar una parte del tiempo y la inversión en analizar cómo se puede mejorarlo.

Estos cambios se trasladan a todas las áreas de la empresa, incluso a Recursos Humanos. Ya no es posible realizar un reclutamiento como antes y tampoco retener el talento solamente mediante aumentos de sueldo.

La retención va más allá del dinero. Es importante analizar cómo se trata a los colaboradores en la empresa, si existen oportunidades de crecimiento o si se consideran sus problemas personales y se les permite tener cierta flexibilidad para conciliar ambos mundos.

Ahora más que nunca la experiencia se encuentra por encima del producto, aunque este tampoco debes descuidarlo.

Usa las herramientas que tengas a tu alcance para adaptarte a este mundo y hacer de tu empresa un gran lugar para trabajar. Apóyate en la tecnología y transforma los viejos hábitos en otros más eficientes y rápidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.