¿Valoras a los candidatos introvertidos o los descartas en la entrevista?

candidato introvertido

Parece que el mundo actual premia a los extrovertidos. Si analizamos muchas ofertas de empleo veremos como se buscan personas con dotes de comunicación, que sepan tratar con todo el mundo y sean, en definitiva, extrovertidos.

Sin embargo, esto hace que se excluyan a los profesionales introvertidos y ese sesgo, a veces inconsciente, merma a tu equipo. Los introvertidos llevan años sufriendo la falsa creencia de que un candidato extrovertido encajará mejor con la empresa y trabajará mejor en equipo.

En los procesos de selección se premia la personalidad más extrovertida para cualquier posición. Según Claudia Sogamoso, psicóloga y coach especializada en Recursos Humanos para Colombia y España, “priorizan esta característica de personalidad como un valor en el mundo occidental”.

Hay una definición equivocada de lo que es una persona introvertida, se asocia esta característica con personas antisociales o con pocos amigos. Pero realmente la diferencia entre un introvertido y un extrovertido es la manera de recibir y trabajar bajo ciertos estímulos.

La escritora Susana Cain escribió un libro titulado “El poder de los introvertidos en un mundo incapaz de callarse”, en ese libro destaca que los extrovertidos trabajan mejor en ambientes ruidosos y compartidos, mientras que los introvertidos prefieren el silencio y los espacios privados para concentrarse.

No significa que un introvertido no pueda ser una persona creativa, simplemente necesita de un espacio para desarrollarlo.

Esto se confronta con la tendencia actual de tener oficinas abiertas, espacios compartidos y equipos muy abiertos, habladores y con capacidad de hacerse escuchar. Aunque debemos tener en cuenta que no a todos nos va bien lo mismo y es por eso que es necesario tener equipos diferentes y diversos.

No todo el mundo llena una habitación o levanta la voz

Cuando pensamos en contratar a alguien siempre deseamos que esa persona sea dinámica y que su personalidad llene la habitación. Sin embargo, no todo el mundo tiene esa capacidad, ni tampoco es necesaria.

Cuando pensamos en profesionales con grandes dotes siempre nos viene a la mente Oprah Winfrey o Steve Jobs. Sin embargo, hay grandes líderes introvertidos que también saben gestionar equipos y son grandes profesionales.

En el otro lado de la balanza nos encontramos con Barack Obama, Angela Merkel, Jeff Bezos o al español Amancio Ortega. Estos cuatro perfiles se caracterizan porque son introvertidos y su forma de liderar se basa en esa personalidad.

Un estudio realizado por la Escuela Universitaria Wharton afirma que las personas introvertidas, cuando ocupan puestos directivos, facilitan que afloren y se desarrollen mejor las ideas en los equipos.

Este tipo de perfiles podemos encontrarlos en muchos puestos, simplemente debemos revisar nuestra política de contrataciones para que no les sea desfavorable y jueguen con las mismas cartas que el resto.

Características de una persona introvertida

  • Son grandes observadores y escuchan con atención.
  • Son pacientes.
  • Solo hablan cuando tienen algo que aportar, sino prefieren escuchar.
  • Son reflexivos, así que necesitan tiempo para pensar en los pros y los contras.
  • Son persistentes y diligentes, se concentran en las tareas y piensan en soluciones para futuros problemas.
  • No les gusta hablar de banalidades y se ponen muy nerviosos si les preguntan sobre este tipo de temas.
  • Prefieren hablar de temas trascendentales que aporten valor.
  • No les gusta llamar la atención y pueden pasarlo mal si se les pide que sean extrovertidos en ciertos momentos.

Ser introvertido, no significa no ser amigable. Significa que interactúan de forma diferente, necesitan tener confianza y aunque pueden tener dotes de comunicación, nunca se expondrán en público para hablar de banalidades.

También hay que acabar con el mito de que los candidatos introvertidos no son creativos porque la creatividad viene de un lugar social. Esto no es cierto, la creatividad puede venir de muchos sitios y no solo del intercambio continuo con la gente o de expresar abiertamente nuestras ideas.

¿Cómo entrevistar a un candidato introvertido?

Esta es una de las grandes cuestiones que preocupan a los reclutadores. Cuando te encuentras a un candidato así puede no destacar en las entrevistas y por ese motivo ser descartado.

Gracias a los software de selección como SherlockHR, hoy es posible realizar un filtraje sin sesgos en las primeras etapas del proceso. De este modo, se tendrán en cuenta sus conocimientos y habilidades y no su personalidad o su simpatía.

Sin embargo, en la entrevista es donde más vemos este problema y donde puede jugar una mala pasada tener en mente los mitos anteriores.

En algunos sectores predominan más este tipo de personalidades. Por ejemplo, en tecnología o programación suelen haber más personas introvertidas que en ventas o comercial, sin embargo, hay profesionales con esas características o las contrarias en todos los sectores.

Si nos encontramos a un candidato introvertido deberemos tenerlo en cuenta y anotarlo en su ficha. Así pues, las preguntas deberán ser diferentes.

Para conocerlo mucho mejor y ver su potencial, el reclutador deberá realizar preguntas muy concretas para que puedan responder. Ya hemos dicho que no le gustan las banalidades, así que al concretar podrán centrarse en lo trascendental de la cuestión.

También deberemos dejar espacio para que respondan. Necesitan reflexionar y no les suelen gustar las prisas. No te incomodes con el silencio y remarca que se tomen su tiempo para responder.

Finalmente, evita las preguntas en abierto como “háblame de ti”. Haz peguntas más segmentadas. Nuestra recomendación es que revises bien su Hoja de Vida y sus redes sociales profesionales para conocerlo en profundidad.

Balancear los equipos

La sociedad occidental ha favorecido el perfil de la persona de acción frente a la persona contempladora. Pero, para tener un buen equipo es importante que haya un balance.

Los introvertidos suelen tener características muy beneficiosas en el ámbito laboral como puede ser: la capacidad de escucha, la elaboración de ideas, la construcción de redes personales de calidad y un liderazgo donde la distancia se acorta entre jefes y equipo.

Un equipo con este tipo de personalidades, sumadas a las extrovertidas,  permite tener amplias perspectivas, ideas creativas y una forma completa de analizar los retos y aprovechar las oportunidades.

Según Forbes entre los introvertidos nos podemos encontrar a estos perfiles de gran ayuda dentro de un equipo:

  • Mediador: cuyo punto fuerte es reforzar vínculos entre empleados.
  • Evaluador: analiza y valora las decisiones y el trabajo realizado.
  • Investigador: capaz de trabajar individualmente y con mayor profundidad y concentración.
  • Observador: perfil de gran inteligencia que pasa desapercibido, pero es esencial para evaluar el ritmo del proyecto.

Además, de como hemos comentado anteriormente, también pueden ser grandes líderes, sin necesidad de llenar con su presencia una habitación o tener que alzar la voz para que le presten atención.

Ahora que los conoces un poco mejor, revisa tu política y estrategia de contratación y revisa si faltan introvertidos en tus equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *